Bajo un intenso protocolo sanitario Dos Arroyos habilita las actividades deportivas y religiosas.

Así lo confirmó el intendente Rosario Becker que a partir de la fecha quedan habilitadas las actividades deportivas y religiosas bajo un estricto protocolo de seguridad e higiene.

Entre las actividades deportivas se habilitan fútbol, vóley con entrenamiento individual tal como solicita la provincia, como también ciclismo, boxeo y taekwondo todos en horario diurno.

Protocolo de Seguridad e Higiene:

*Desinfección y control de temperatura al ingresar al predio.

* Se permitirá el ingreso a personas entre 16 y 60 años, menores solamente acreditando que son atletas federados.

* La administración debe brindar turnos con el fin de evitar sobrepasar la capacidad permitida.

* Espacio de tiempo entre turnos para la desinfección y no cruzase entre los que asistan.

* El personal deberá capacitarse en Covid-19 y Dengue.

* Señalizar y demarcar el piso para asegurar el distanciamiento.

* Usar repelente todo el tiempo

* En espacios cerrados usar barbijo dejando libre la nariz para una mejor respiración en el entrenamiento.  

Por su parte el intendente de Dos Arroyos Rosario Becker comentó que la apertura de actividades es gradual y que las mismas obedecen a las directivas empleadas por el gobierno de la Provincia en materia sanitaria a la hora de autorizar actividades para la localidad.

Además, se habilitan las actividades religiosas que los fieles podrán concurrir con un máximo de Cuarenta (40) personas dependiendo al espacio físico del templo conforme a la cantidad de metros cuadrados.

– Templos hasta 50 M² – 5 personas

– Templos hasta 100 M² – 10 personas

– Templos hasta 200 M² – 20 personas

Higiene y Seguridad Sanitaria

– El fiel y las autoridades de la casa religiosa usarán barbijo sin excepción

– Será obligatorio el uso del alcohol en gel y al ingresar y retirarse del lugar

– Se respetarán los 2 (DOS) metros entre los fieles dentro de la casa religiosa.

– El fiel no se moverá de su lugar hasta la hora de retirarse de la casa religiosa.

– La casa religiosa desinfectará con alcohol cada mobiliario del templo luego de terminar la liturgia.