Wolenberg valoró las medidas impulsadas por el gobierno como también pidió responsabilidad a los alemnenses.

En una tarea mancomunada entre el equipo municipal y personal de la unidad regional VI , Gendarmería nacional y el ministerio de Salud de la provincia  se realizan intensos controles de circulación, toma de temperatura corporal y concientización sobre dengue y coronavirus.

Rígidos los controles en los principales ingresos a la ciudad de Alem, a fines de que se dé cumplimiento al aislamiento preventivo obligatorio Covid-19 (coronavirus), circulando únicamente en rutas y calles transportistas de los rubros autorizados que acrediten esa condición o casos de suma urgencia que serán constatadas vía documentación y protocolos pertinentes.

Desde la municipalidad de Leandro N Alem se resolvió que de lunes a viernes el horario comercial será de 8:00 a 17:00 horas en tanto que los sábados, domingos y feriados el horario será reducido de 8:00 a 13:00 horas a los rubros exceptuados por el decreto de necesidad y urgencia. Además, en ese sentido también se prorrogó la suspensión del transporte urbano de pasajeros hasta el 26 de abril inclusive.

El intendente Waldemar “Valdy” Wolenberg valoró las medidas impulsadas por el gobernador de la provincia y pidió mantenerse en sus hogares, como también que se informen por fuentes oficiales ya que eso genera una tranquilidad ya que las noticias falsas abundan en la red. En el mismo sentido llevó tranquilidad a la comunidad ya que la ciudad tiene una estabilidad tal como el gobierno de la provincia para hacer frente a esta emergencia lo cual muestra que son tareas que se hacen desde una visión de salud y prevención y esa visión es la que tenemos nosotros en la lucha contra el dengue y el coronavirus.”

La dirección de comercio Municipal realiza los controles para el funcionamiento de comercios habilitados tal como se solicita desde la provincia y la nación a fin de dar cumplimiento y con el objetivo de extremar medidas que garanticen la salubridad de la población como ser manteniendo una distancia mínima de persona a persona, utilización de barbijos y la desinfección de los diversos elementos reutilizados por clientes.