El intendente de Alem intensifica medidas preventivas en la emergencia sanitaria y adhiere a las del gobierno provincial.

En la mañana del martes el intendente de Alem Waldemar Wolenberg instruyó a sus funcionarios sobre medidas preventivas en medio de la emergencia sanitaria, además dispuso nuevas medidas en pos de cuidar a la población y evitar la propagación del dengue y coronavirus como también adhirió a todas las medidas impulsadas por el gobierno provincial a fin de proteger a los habitantes de la capital de la alegría.

La medida implica: la Suspensión de locales bailables, Bares y afines, suspensión de eventos y festejos privados, reducción de personas en restaurantes, heladerías y gastronomía en general.

Reducción de personas en supermercados y afines, reducción de personas en bancos, casas comerciales, pago de servicios y afines, establecer controles en filas de ingresos a fin de evitar aglomeración, suspensión de toda actividad religiosa, suspensión de actividad deportiva, recreativa, la limitación en servicios fúnebres a familiares directos a fin de evitar aglomeraciones, suspensión de gimnasios, piletas, guarderías.

En ese sentido Wolenberg tras disponer estas medidas comentó que “son medidas en pos de cuidar a la población y evitar la propagación del dengue y coronavirus, sabemos de la emergencia sanitaria y desde el municipio dispusimos una serie de medidas para evitar algún posible brote”. En la misma línea continuó “más a allá de las medidas pido mucha conciencia a los vecinos por que cada vecino es actor en una emergencia sanitaria, desde el municipio disponemos de todas las herramientas y un gran apoyo del gobierno provincial, pero todo ello tendrá éxito si cada uno pone de su parte” sostuvo.

Por otra parte, la municipalidad de Leandro N Alem informó su adhesión a los decretos provinciales como ser el cierre temporal de las salas de juegos y casinos, suspender en forma total el transporte interurbano de pasajeros del 19 al 25 de marzo, otorgar licencia excepcional a empleados públicos (municipales) mayores de 60 años, embarazadas en cualquier trimestre y grupos de riesgo de enfermedades pulmonares y crónicas.

Wolenberg calificó como “acertadas las medidas del gobernador en medio de esta situación ya que cualquier medida es mucho mejor que lamentar víctimas, o caer ante un brote de esta enfermedad que tiene consecuencias en todo el mundo.