Omar Kassab, produce y exporta desde Andresito: «Siria puso precios máximos a la yerba mate en góndola y va a afectar a las exportaciones»

Omar Kassab llegó a Misiones en 1986 y echó raíces en Andresito en 2005. El empresario nacido en la ciudad Siria de Yabrud (a 80 kilómetros de Damasco), es el cuarto principal exportador de yerba mate de la Argentina y también está dando sus primeros pasos en el mercado interno con la marca Secadero, que lanzó hace un año.

En una entrevista telefónica con Economis, desmintió rotundamente las versiones de que estuviera pensando en mudarse a Brasil con su empresa yerbatera: “Cualquiera habla pavadas, no sé con qué motivación, lo desmiento rotundamente”.

En cambio, el sirio trazó un panorama crudo de lo que se viene para este 2020, que ya va por su tercer mes. Kassab dice que no sólo la Argentina está en crisis, también la economía mundial tendrá un año difícil. Además, asegura que Siria, el principal comprador de yerba mate, atraviesa dificultades económicas y políticas, con una guerra que no se termina, y eso tendrá su impacto en el negocio yerbatero.

Como consecuencia de estas complicaciones económicas, impuso un precio máximo al valor de la yerba mate en góndola, algo que impactará en las compras de ese país a Misiones.

“Va a ser un año difícil, con menos exportaciones de yerba mate. En Siria pusieron un precio máximo a la yerba mate y no se puede vender por encima de ese precio, además, la guerra no terminó aún ahí”, explicó.

Kassab acaba de regresar de un viaje por Medio Oriente donde recogió información e impresiones frescas en países como Siria y Dubai. “No es solo la Argentina, el mundo está complicado, va a haber menos crecimiento este año”, reiteró.

-¿Cómo está encarando yerbatera Hoja Verde SRL este año?

-Acá en Argentina ya sabemos como viene la situación, es un año que va a ser difícil pero eso no quiere decir que hay que pararse. Aparte no es solamente en la Argentina, la situación de crisis está en todo el mundo, eso es general.

¿Cómo están trabajando en Andresito?

– Acá en Misiones estamos trabajando mucho, para mejorar en las plantaciones, la producción, mejora en todos los aspectos. Apostando al futuro.

-¿Este nivel del dólar los favorece? Ustedes exportan casi toda su producción.

-No es tan así, porque nosotros recibimos una transferencia en el banco y te hacen el cambio a pesos inmediatamente a un dólar de 60 o 61 pesos. Por ese lado más o menos está bien, pero vos salís afuera y están todas las cosas con un precio más alto, porque todos te hablan de un dólar alto (en referencia al dólar libre). Es decir, trabajamos con un dólar a 60 con el banco y afuera un dólar que nos cobran a nosotros a 77 cuando queremos comprar algo.

-¿Están mejor o peor este año con la suba del dólar?

-Estamos peor, pero bueno, eso no quiere decir que nosotros vamos a frenar. Es una cuestión lógica que nosotros como empresarios tenemos que saber ganar y perder, no siempre vas a ganar, te tocan épocas buenas y ganas. Te tocan épocas más o menos y no ganás nada y te tocan épocas que perdés. Tenés que estar resistiendo estas tres etapas.

-¿Cuánto exportaron el año pasado y qué prevén para este año?

-El año pasado exportamos 2 millones de kilos. Este año no sabemos, estuvimos recorriendo todos los mercados y la situación viene difícil. Están un poco complicados los mercados afuera para distintos sectores. En Siria hoy por hoy aumentaron los impuestos a la exportación, por otro lado, el gobierno puso un precio fijo a la yerba (en las góndolas). No lo podemos aumentar, porque tenés multas, bastante altas.

-¿Siria puso un precio máximo o tope a la yerba mate en góndola?

-Claro lo que pasa es que hubo una inflación en el dólar que nunca en la historia de Siria pasó pero a raíz de la guerra ahora tiene problemas económicos. Y para frenar el tema del dólar la única manera es poner controles sobre los precios y tratar de conseguir precios de afuera más baratos (se refiere a las importaciones). Nosotros por eso estamos estimando que va a haber muchas menos exportaciones que el año pasado.

-¿Cómo está el mercado de la materia prima, ustedes tienen algo de producción propia?

-Falta materia prima, falta todo el mundo está corriendo atrás de la hoja verde, pero esto es un problema que es sabido. Ese tema lo hablamos hace quince años atrás, nosotros diciéndole a todo el mundo que iba a faltar yerba y que la gente tenía que plantar y mejorar la producción, veníamos luchando por eso. Inclusive nos dijeron: “no, si sobra va a bajar de precio”. Yo decía que no iba a sobrar yerba, porque cada vez se estaba expandiendo más el consumo en todo el mundo. Hoy realmente falta materia prima y por eso está pagando por el encima del precio oficial.

-¿Con menos exportaciones, puede bajar el precio de la hoja verde?

-Y mira, la verdad que por el consumo de la yerba en Siria se necesita si o si la materia prima, lo que pasa es que los importadores allá no pueden perder semejante plata. Si el precio interno (ahora que tiene controles del Gobierno) no conviene, ellos frenan la venta, frenan el abastecimiento allá y bueno, al final ellos van a frenar las exportaciones desde acá.

-¿Ustedes envasan allá en Siria?

-Nosotros cargamos en bolsas de cincuenta kilos a granel y allá hay envasadoras, con marca propia, la marca Secadero (que también lanzaron acá hace un año), y hay otras marcas más que son propias de la gente de Siria.

-¿Están viendo otros mercados además de Siria?

-Acabo de volver de Siria y también estuve en otros lugares, como la Feria de Dubai (Gulfood). Tuvimos reuniones también con proveedores de Líbano y Turquía y ahí estamos viendo la posibilidad de Egipto, hay que ir trabajando en eso.